Área de Extensiones del Seminario | Taller del Seminario del Campo Freudiano de Barcelona y Ciclo de conferencias

Jacques Lacan, El Seminario, Libro 2, “El yo en la teoría de Freud y en la técnica psicoanalítica"

En el Seminario 2, Lacan establecerá la idea del Otro como lugar simbólico[1]: el Otro es el que responde dando una unidad de sentido al yo fragmentado que se había compuesto como un todo a partir de la imagen especular. El lenguaje proporciona al sujeto una consistencia de orden simbólico.

Entre 1953 y 1955 desarrolló la tesis del Otro como lugar del código del lenguaje (A) que instaura el orden simbólico en la captura imaginaria.

En 1953 Lacan había establecido que para superar las dificultades a que llevaba el concepto de contratransferencia se debían situar los límites del psicoanálisis como los de la palabra. Apoyándose en la lingüística estructural desarrolló sus tesis más conocidas en “Función y campo de la palabra y del lenguaje en psicoanálisis”, y los Seminarios 2 y 3.       

Contrariaba así la orientación de los psicoanalistas post-freudianos -que operaban a partir de la identificación “dando al sujeto su propio yo”[2]. Para Lacan no se trataba del orden simbólico abordado desde la “realidad”; imponía como condición para poder operar desde el lugar del analista que su yo estuviese ausente para ser un “espejo vacío”[3] y permitir al sujeto:

tomar conciencia de sus relaciones, no con el yo del analista, sino con todos esos Otros que son sus verdaderos garantes, y que no ha reconocido. Se trata de que el sujeto descubra de una manera progresiva a qué Otro se dirige verdaderamente aún sin saberlo, y de que asuma progresivamente las relaciones de transferencia en el lugar en que está, y donde en un principio no sabía que estaba”[4].

Aunque en este momento de su enseñanza el Otro es completo, Lacan se preocupa de señalar que es el mismo analista el que producirá una falta al sustraerse en tanto que yo.

 “Sé bien que el espíritu es siempre fecundo en modos de comprender. Suelo decírselo a las personas que controlo: cuiden, sobre todo, de no comprender al enfermo, nada los pierde tanto. El enfermo dice una cosa que no tiene pie ni cabeza, y, al contármelo: “Pues bien, comprendí” – me dicen – “que quería decir tal cosa”. O sea que en nombre de la inteligencia simplemente hay elusión de aquello que debe detenernos y que no es comprensible”[5].

 

¿Qué resonancias encontramos en nuestra época y en clínica actual? ¿Cómo se constituye el yo de los sujetos? ¿Cómo se aborda en la clínica?

            En el Taller del Seminario trabajaremos a partir de fragmentos escogidos y lectura de referencias para dar forma a las preguntas de cada uno en la investigación sobre el concepto de yo y contribuir a la buena marcha de la lectura del Seminario.



[1] Lacan, J., Seminario 2 Op. Cit. Capítulo XIX

[2] Lacan, J., Seminario 2 Op. Cit. Pág. 369

[3] Ibíd.

[4] Ibíd.

[5] Lacan, J., Seminario 2 Op. Cit. Pág. P. 137

Compartir

  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Facebook

Área de Extensiones del Seminario

Taller del Seminario del Campo Freudiano de Barcelona y Ciclo de conferencias

Jacques Lacan, El Seminario, Libro 2, “El yo en la teoría de Freud y en la técnica psicoanalítica"

Ciclo de conferencias