Red de Formación Continuada en Clínica Psicoanalítica
CASTELLANO  •  CATALÀ

Programa 2016-2017

Seminario del Campo Freudiano

Área de Extensiones del Seminario

Área de la Tétrada

Área de la Tétrada | Seminario El inconsciente en el siglo XXI. La orientación lacaniana | Módulo B. Introducción al Seminario X

2º cuatrimestre. Elogio de la feminidad

No hay mejor manera de expresar la innovación que se produce en el Seminario de La angustia, que utilizando una proposición que Lacan formula: “A la mujer no le falta nada”, y tiene la frescura de añadir: “Eso salta a la vista”. Es una proposición escandalosa, cuando lo que siempre ha saltado a la vista, por lo que se dice en psicoanálisis, es que la mujer está afectada de una falta. Esta nueva evidencia surge, en el Seminario, cuando se pone entre paréntesis la significación del falo para dejar lugar al falo órgano.

Hay una inversión inicial. En el camino del goce, el varón está incómodo, encuentra electivamente a –φ bajo una forma detumescente, es decir, como un “no poder”, que Lacan sitúa con precisión. El varón es quien tiene relación con la falta, si entendemos  las cosas al nivel de la copulación, o más bien, quien tiene relación con la desaparición del órgano instrumento. La demostración de Lacan es que, para el varón, la relación con el deseo y el goce es complicada. Y ahí comienza, en Lacan, el elogio de la feminidad.

En cuanto al goce, el goce de la cópula, una mujer no pierde nada en el asunto, y en cuanto al deseo, mantiene una relación directa con el deseo del Otro, una relación que no está mediada, no tiene la mediación de –φ. Se trata de la doctrina del Seminario, donde el falo ya no está implicado como significante sino como órgano, es decir, como instrumento del deseo en la copulación. El falo significante queda relegado al rango de señuelo, como emblema de la potencia que conduce al varón a la impostura y puede llevar a la mujer, si se identifica con él, a la mascarada.

En el Seminario de La angustia, ella aparece entonces más ligera mientras que a él se le ve incómodo. Lacan toca una verdad que no es la verdad de la castración. Lo que allí se toca y designa constituye la brújula del resto de su enseñanza. Para orientarnos mejor con la brújula de Lacan, una de las lecciones del seminario Jacques-Alain Miller la tituló con una expresión que encontraremos en ella: “La mujer, más verdadera y más real”.

RESPONSABLE   Anna M. Castell
© 2012-2013 SCB Sección Clínica de Barcelona • Aviso legal Diseño web por Tecniber-5 / Fotos Alwarex