Área de la Tétrada | Seminarios obligatorios | Orientación lacaniana

El Uno solo
Vicente Palomera

Jacques-Alain Miller ofrece en este curso las claves de la última enseñanza de Lacan, presentando al público su curso del año académico 2010-2011, con el título El Ser y el Uno.

El Lacan clásico, que va de 1950 a 1970, da un amplio espacio al orden simbólico, a la sexualidad, al amor y al deseo. El último Lacan explora a su vez el campo de lo real y subraya la insistencia del goce. La gran diferencia reside en el hecho de que el sujeto está siempre vinculado con un otro o con el Otro en el Lacan clásico, mientras que en el último Lacan cada uno se encuentra siempre solo.

En efecto, el goce de cada uno no es complementario con el goce de ningún otro. El goce se repite hasta el infinito desde el momento en que se lo ha encontrado una primera vez de un modo más o menos traumático. Y el modo de insertarse en el ser humano es similar a una dependencia. Uno está drogado de algo que es el efecto de la propia existencia.

En este curso J.-A. Miller elabora la distinción entre los registros del ser y de la existencia, dando al significante otro valor: el significante no aporta al viviente ni el sentido ni la existencia, sino que provoca un goce que en parte permanece ineliminable y que resuena en el síntoma.

El psicoanálisis no se ocupa por tanto sólo de lo que se puede curar sino también de aquello que no nos dejará nunca. Al problema que plantea lo incurable sólo tiene una respuesta singular. Buscarla y encontrarla es lo que permite el psicoanálisis a quienes quieran emprenderla. Es la razón por la que el psicoanálisis no es sólo una cura sino también una experiencia y un modo de vida.

Compartir

  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Facebook

Área del Seminario del Campo Freudiano

Área de Extensiones del Seminario

Taller del Seminario del Campo Freudiano de Barcelona

Jacques Lacan, El Seminario, Libro 19, …o peor

Área del Prácticum